Hector Mansilla Arias hector@identi.ca

Santiago, Chile

En realidad los dos mandamientos, amor a Dios y al prójimo, no son dos, sino uno: amar a Dios en el prójimo.